Skip links

Top 5 Causas del ruido en el gimnasio

Los gimnasios suelen ser ruidosos. Gente yendo y viniendo, clases grupales y deportes en los que hay música y gritos, y el ya conocido golpe y sonido metálico de las zonas de peso. Son ruidos que se han convertido en casi sinónimos del hashtag gym life.

Pero, en realidad, no tiene por qué ser así. Si estudias bien las causas, puedes transformar la atmósfera de tu gimnasio por completo.

Para ayudarte con la insonorización de tu gimnasio, vamos a echar un vistazo a las principales causas del ruido en el gimnasio.

insonorización de gimnasios

CAUSAS DEL RUIDO EN EL GIMNASIO

1. La gente

Curiosamente, una de las peores causas de ruido no deseado en gimnasios son los propios usuarios. Y no solo cuando se usan las máquinas o se dejan a caer las pesas. En las horas punta, el sonido de los clientes entrando y saliendo, charlando en la recepción y en las áreas de entrenamiento, cerrando de golpe las taquillas y gritando sobre el ruido de fondo se suma a la ya problemática banda sonora del gimnasio.

No hay mucho que puedas hacer para solucionar el problema del ruido producido por la gente. Intentar prohibirlo no sería bueno para el negocio. Generalmente, es más fácil insonorizar tu gimnasio que insonorizar a tus clientes.

Para eso,  un buen suelo diseñado para áreas de trafico te ayudará mucho, porque reduce el ruido de pasos y ecos. Probablemente te podría ayudar poner un poco de música clásica ligera en las áreas comunes, que tiende a relajar a la gente y bajar la presión sanguínea.

2. Aire acondicionado

A menudo se pasa por alto, pero los sistemas de aire acondicionado y/o calefacción en los gimnasios pueden ser una fuente problemática de ruido. Si hay un zumbido constante en una sala, todas las otras formas de comunicación auditiva deben activarse para competir con ella. Piensa en la música, las instrucciones, los consejos, las charlas sobre fútbol o como va la dieta… Todos estos otros ruidos suben a un nivel superior cuando el ruido ya comienza por encima de cero.

Un eficiente sistema de aire acondicionado también te ahorrará dinero. Si hace bien su trabajo, no necesita estar puesto 24/7. Para eso, también debes asegurarte de que la habitación está bien asilada. El escape de aire, y el contraste de diferentes temperaturas que entran en la sala, solo obligarían al sistema de aire acondicionado a trabajar más, aumentando los niveles de ruido y el coste.

endurance pavigym suelo gimnasio cardio

3. Maquinas de correr

Las máquinas, como el sistema de aire acondicionado, no parecen ser un gran problema al principio. Pero si tienes a decenas de personas usándolas, todas al mismo tiempo, harán un poco de ruido. Una cosa que puedes hacer es asegurarte de que tienen un mantenimiento correcto. Eso reducirá el nivel de ruido que transmiten, además de hacerlas más eficientes y reducir los costes de reparación.

Sin embargo, para bajar el sonido de los pies pisando fuerte, necesitarás un buen suelo.  El pavimento diseñado por salas de cardio son la mejor solución, ya que amortiguarán los golpes y dispersarán las vibraciones. Eso hará que el sonido se disipe más rápido y mantendrá los niveles del ruido de fondo al mínimo.

4. Música

Puede que pienses que tienes control sobre esto, pero no siempre es tan simple. La música es una parte integral de las clases grupales, que además están creciendo en popularidad. Por eso, si quieres ser competitivo en el mercado del fitness, no puedes simplemente apagar la música.

Pavigym Gym Flooring - Suelo para gimnasio

Sin embargo, sí puedes invertir en un poco de insonorización. Las soluciones son relativamente baratas, y puede buscarlas en proveedores de soluciones musicales.

Los paneles acústicos en las paredes son un punto de partida obvio, pero son insuficientes si dejas agujeros abiertos en tu protección. No olvides insonorizar puertas y ventanas, y si realmente necesitas reducir el ruido en su gimnasio, la insonorización de grietas más pequeñas, como los accesorios de iluminación y las rejillas de ventilación, también ayudará.

5. Pesas

Son la fuente de ruido más problemática en el gimnasio. Todos esos levantamientos y empujes, sacudidas y caídas… es suficiente para volverte loco. O al menos presentar una queja si eres un vecino que sufre los ruidos constantes. 

El problema con las pesas es, por supuesto, el peso. Cuando se caen, causan vibraciones que siguen y siguen y siguen. Y esas vibraciones son las que causan el ruido y los dolores de cabeza.

La mejor solución es un buen suelo diseñado para hacer frente a esas vibraciones.Su punto fuerte es que detiene las vibraciones desde el origen, lo que significa que no rebotan recorriendo el edificio.

Un suelo específicamente diseñado para zonas de levantamiento de pesas es la única forma segura de lidiar con estas vibraciones. Porque pedirle a los levantadores de pesas que dejen caer sus pesas más despacio y con suavidad no suele ser muy efectivo.

¿De verdad quieres pedirle a este chico que haga menos ruido con su pesa y sea silencioso?

Pequeños cambios pueden marcar grandes diferencias

Como habrás descubierto al leer este artículo, no tienes que hacer grandes cambios para obtener excelentes resultados cuando se trata de insonorizar tu gimnasio.

Suele ser suficiente con realizar pequeños cambios en las áreas más problemáticas. Y reemplazar el piso no tiene por qué ser un dolor de cabeza. Nuestro suelo ACOUSTIC, diseñado especialmente para ofrecer protección extra contra la vibración y ruido, se puede instalar después de la construcción e incluye la capa protectora y absorbente que es fundamental para mantener el ruido bajo control.

Si estas interesado en este o cualquiera de nuestros otros productos, contacta con nosotros para saber más.

Si no estas seguro sobre qué suelo funcionaría mejor según tus necesidades, podemos ayudarte a tomar la mejor decisión.  O puedes echar un vistazo a nuestra guía de suelos.

¡Y no olvides a compartir este artículo!

Return to top of page