Skip links

EL ENTRENAMIENTO EN GRUPO EN PLENO AUGE

Este verano, Rob Hale se unió a PAVIGYM como director comercial para Australia y Nueva Zelanda. Como especialista deportivo cualificado, Rob posee más de 15 años de experiencia en el sector del fitness. Anteriormente, trabajó para marcas como Lululemon, y antes de unirse a PAVIGYM, ocupó durante más de tres años el puesto de director de fitness en Fitness First, en Australia.

Con más de 120 instalaciones de PRAMA para entrenamientos en grupo en más de 20 países de todo el mundo, y tras el lanzamiento el verano pasado del Programa STRENGTH, Rob nos ha contado su estrategia para programar un entrenamiento de fuerza en grupo con vistas a conquistar nuevos mercados.

«En lo que respecta al ejercicio físico, sabemos que no se puede aplicar el mismo enfoque a todas las personas». Cada una tiene un nivel de condición física y objetivos diferentes, lo cual puede plantear problemas a la hora de ofrecer un entrenamiento colectivo capaz de responder a las distintas necesidades de los socios. Los programas de entrenamiento «en masa» corren el riesgo de no adoptar la intensidad adecuada frente a la multitud de condiciones físicas de los asistentes a la clase. Otros programas pueden estar demasiado centrados en un mercado objetivo particular y dejar de lado a los miembros no motivados o incluso desmotivar a nuevos visitantes a hacerse socios. Por tanto, es difícil concebir una solución de fitness que, mediante una programación inteligente, motive a los socios actuales y al mismo tiempo se abra a mercados potenciales.

«Actualmente, los entrenamientos de fitness innovadores deberían trabajar la fuerza, la condición física y el rendimiento, y adaptarse a los distintos niveles para permitir que los entrenadores puedan conciliar los principios del programa y el entorno con cualquier objetivo y nivel de forma física».

«A día de hoy, a nivel interno, nos concentramos principalmente en el entrenamiento del movimiento y no de los músculos, y recurrimos a los movimientos multidireccionales naturales del cuerpo para trabajar la fuerza. La idea es que el entrenamiento en la sala sirva también para mejorar nuestro funcionamiento en la vida diaria, es decir, un programa basado en la investigación científica pero también en la motivación y los resultados.

«La realización de movimientos para ejecutar ejercicios que exigen mucha energía y para los cuales se utiliza todo el cuerpo, puede ser una estrategia segura y eficaz orientada a ganar masa muscular, estimular el metabolismo y mejorar la condición física y cardiovascular».

«Sabemos que el ser humano se motiva con los progresos que hace. La libertad de modificar la intensidad y el entorno dentro de la clase hace posible que la propia clase crezca con tus clientes. Tomemos un ejemplo para ilustrarlo mejor. Con PRAMA Square, puedo comenzar haciendo un ejercicio de sentadilla lateral cambiando de lado, y después añadir una rotación para complicar un poco más el movimiento. A continuación, puedo aumentar la intensidad añadiendo una pesa o un salto para que el reto siga adaptándose al nivel de condición física a medida que la persona mejora.

«Y a la inversa, para un principiante, el nivel de dificultad es ideal porque puede controlar su velocidad y sus movimientos. La versatilidad de la interacción tiene en cuenta las opciones de progresión y de regresión en el entrenamiento para ofrecer la misma experiencia en todos los niveles».

«Para nosotros, la gran ventaja es que, en función de la forma en que se programe el sistema, se puede adaptar a principiantes o a nuestros atletas de élite», explica Jennifer Coccia, directora de fitness en Asphalt Green, en Nueva York, donde el estudio PRAMA de PAVIGYM fue bautizado como AG6.

«Es posible crear programas regresivos para atraer a nuevos públicos, como las personas mayores y los niños, que en un principio se habrían desmotivado con los conceptos tradicionales de musculación y entrenamiento, pero también opciones reactivas progresivas para equipos profesionales como los Boca Juniors. ¿El resultado final? No solo asistimos a un refuerzo del cuerpo y la mente, sino que también se registra un aumento cuantitativo con más opciones de programas para ayudar a más personas a hacerse más activas. Se trata de una solución beneficiosa para ambas partes, indispensable para ofrecer a todos los miembros la experiencia de fitness interactiva y a medida que necesitan, al mismo tiempo que se ofrece a los propietarios de los centros deportivos un argumento sólido para abrirse a nuevos mercados».

BOCA

Return to top of page